Creatividad: ¿Factor Crítico de Éxito?

En estos tiempos cuando la tecnología, para bien o para mal, se adueña cada vez más de nuestro tiempo, cambiándonos casi a diario la forma de hacer nuestro trabajo, la forma de divertirnos, la forma de comunicarnos con los demás e incluso hasta la forma de descansar, mucho se ha escrito sobre la diferencia entre dato, información y conocimiento.

Desde Codd en 1970 con la introducción formal de las Bases de Datos Relacionales, hasta Cunningham en el 2001 con el desarrollo de la Wikipedia, se han visto cambios notables en el procesamiento y utilización de los datos. Pero no bastaba con almacenar eficientemente los datos, había que hacer algo más. Comienzan los grandes “gurús” a utilizar el término información con más frecuencia, se crea el término Informática y se habla entonces de Sistemas de Información. Davenport y Prusak establecen de una vez por todas las diferencias entre Dato, Información y Conocimiento. Nace entonces una nueva disciplina llamada Gestión del Conocimiento y con ella la gran variedad de sistemas que la soportan… sin avisarnos, pasamos de la Era de la Información a la Era del Conocimiento.

¿Qué viene después? ¿Hemos llegado al fin de la historia de Fukuyama? Sinceramente creo que no. Falta mucho. Muy apropósito de los ya celebrados 100 años de la Física, se debe recordar una frase sencilla pero quizá verídica de Albert Einstein: “La creatividad es más poderosa que el conocimiento”.

No les falta razón a los grandes autores como Druker cuando afirman que el principal factor de producción es el Conocimiento, pero la Creatividad cobra más importancia en estos tiempos donde lo único constante es el cambio.

Nunca, como individuos ni mucho menos como empresas, debemos perder la capacidad innata que tenemos para sorprendernos ante nuevas ideas (ciencia) y nuevas aplicaciones (tecnología), pero más imprescindible que esto, es la necesidad exclusivamente humana de CREAR. En mi caso como Ingeniero en Computación, específicamente como Desarrollador Web, y ahora como Profesor Universitario entiendo que la creatividad es un requisito indispensable para marcar la diferencia, es un valor que se debe cultivar. Trato de romper paradigmas a diario, mis paradigmas, LOS paradigmas, e intento romper los ajenos cuando me lo permiten. Todos los sistemas web rompen paradigmas.

Estoy convencido de que el éxito de cualquier organización está basado, más que en su capacidad para almacenar datos, procesar su información y/o adquirir cierto conocimiento estratégico de ella, en la capacidad de sus gerentes para crear nuevas ideas, de jugar con los conocimientos que nos regala la cultura y establecer nuevas relaciones, en pocas palabras en la Creatividad de sus “CIOs”.

Tener a disposición la tecnología y no utilizarla de forma creativa, es como adoptar un loro y no enseñarle a hablar.

La tecnología por si sola no genera cambios radicales en la economía de ninguna empresa, es su uso oportuno, eficiente y sobre todo innovador lo que marca la diferencia. Las grandes corporaciones multinacionales están concientes de esto y son las que pueden asumir el riesgo de cambiar para mantenerse, pero para las “PyMES” no es una opción el innovar o no, es una obligación, quizá un Factor Crítico de Éxito.

A salvo

Iba bajando por la autopista Prados del Este en el segundo canal, contando de izquierda a derecha, cuando un imprudente (por decirlo decentemente) cruzó violentamente del canal 4 al 1 no recuerdo si me dió en la esquina derecha delantera pero al tratar de esquivarlo choqué con la defensa central del lado izquierdo, mi carro se volcó 90 grados a la derecha, mientras resbalaba el carro giró 180 grados y quedó en sentido contrario.

El carro quedó volcado viendo los demás carros que venían, no me preocupé por ese detalle en ese momento, me quité el cinturón de seguridad, me paré encima del vidrio del copiloto, comencé a buscar el celular para llamar a mi papá y avisarle pero no logré encontrar el aparato.

Dado que el carro aún estaba prendido y además dado que abrir la puerta hacia arriba era más difícil, decidí bajar el vidrio del piloto y tratar de salir por la ventana hacia arriba. Logré subir apoyándome en el volante, al salir una persona me ayudó a bajar y a tranquilizarme. Recuerdo que una colega, la profesora Mónica Krauter, sin yo saberlo iba un par de carros atrás, iba frenando y deteniendo el tráfico, luego se estacionó delante de mi para auxiliar a quien fuera que hubiese tenido el accidente, al verme se sorprendió, me abrazó y me ayudó aún más a tranquilizarme, me prestó su celular para tomar algunas fotos del carro y llamar a otra colega, la profesora Edumilis Méndez, quien estaba con mi papá, mi hermana y otro profesor, Luis Eduardo Mendoza, en un brindis de una exposición de mi papá. Gracias a todos por auxiliarme.

El accidente fue justo frente al módulo del Vivex de Santa Fe dirección Centro a las 8:40pm del jueves 25/03/2010. Estoy bien, me tomaron algunas radiografías, sólo tengo el síndrome del latigazo, me mandaron Zaldiar cada 8 horas y como decía en mi nick, collarín blando por 24 horas las siguientes dos semanas y la 3ra semana sólo de día.

Ya pasaron las 3 semanas, no tengo dolores ni secuelas aparentes, creo que ese no era mi día para irme, creo que aún me quedan muchas cosas por hacer en esta vida y nunca dejaré de darle gracias a Dios porque sin duda gracias a él estoy felizmente…

…a salvo.